jueves, 18 de septiembre de 2014

Flor





Hay pájaros en tus manos cada vez que me tocas.

Parece que sobrevuelan la ciudad,
 tiemblo cuando pasan a mi lado.

Porque el aire que levantan sus alas 
me alborota el pelo y la ropa. 
Me roza fugazmente, como por error.


Hay pájaros en tus manos, se que debo dispararles 
como de niño hiciera con aquella escopeta:

"Vaciar los pulmones, apuntar despacio, disparar".

Un ruido sordo, 
una mancha roja, 
un pájaro menos, 
un poco de miedo inerte en el suelo.





1 comentario:

Matías Altamirano dijo...

"Blackbird singin in the dead of night..."