lunes, 27 de enero de 2014

Pro vida





De vida , nos hablais de vida
y yo aqui tan yerta y tan fría,
VIDA se escucha y no entiendo
estas letras reivindicativas,
Oigo vida y sueño con bosques
en llamas en zonas industriales
abandonadas,
complejos de vida en el margen;
cuando en algún lugar
del incendio alguien grita
¡Vida! y todas nos giramos.

Y pensamos que hace falta valor.
¿La vida de quien? No la mía
no la de las que conozco,
ni la de las vivas,
no es la de aquellas
que arden en plazas
o abortan a escondidas.

Ni es la de quienes han luchado
por traeros hasta aquí,
o la primera mujer aviadora,
ni es la de su tía.
No es la voz de quienes lograron
este espejismo de igualdad.
Ni es la de quienes se desangran
o se asfixian, por falta
de asistencia médica,
ni es la voz fantasmal
de los niños indeseados
que no nacerían aunque
nos hiciérais arder en la hoguera
en caso contrario.

Es la vuestra.
La única voz que se escucha
en ésta batalla.
La única voz que cuenta.
Es la vuestra.
No la nuestra.
No la mía.




No hay comentarios: