jueves, 25 de septiembre de 2014

A través






Sexo no,
quisiera coserte en el cuerpo.
clavar las canciones con sangre
jugar a tirar de los hilos
y mirarte.

Por detrás de la piel todo cambia,
me pregunto cómo se fragmentará la luz
si el sol pasará través de esos poros
cómo se escucharán los sonidos 
de la violencia exterior
desde dentro de esta cárcel refugio coraza.

Respirar es ardua tarea aquí dentro
hace un frío húmedo y suenan
ruidos y canciones  desconocidas para mi.
Sus voces quebradas se endulzan gracias
a la barrera sónica de cierta piel.
A través de esa piel todo cambia.

Sexo no,
quisiera quemar mejor,una a una. 
las confusas emociones
que manejan este baile caótico
pasar a convertirlo en otra cosa:
primero llamas, después cenizas,
al final nada.

No hay comentarios: