miércoles, 3 de octubre de 2012

Este es el cajero que hay debajo de casa:


























Luego diréis que no os avisé.



1 comentario:

jorge maravillas dijo...

Los avisos no suelen servir.

Siempre creemos que a nosotros no nos pasará.