viernes, 24 de agosto de 2012

Alguien te va a hacer llorar.


La neurosis no es únicamente una serie de síntomas negativos asociados al sistema nervioso, desde luego no es algo tan limitado como eso.
La neurosis es mucho mas que un estado mental. Es un pequeño país.
Un universo entero, con sus cordilleras y lagos. Planetas, nebulosas y estrellas, agujeros negros, astronautas despistados.
Una bestia terrible de amplias fauces que acecha por la habitación esperando hasta que se apagan las luces.

La neurosis eres tu y soy yo.
Neurosis somos nosotros jugando al escondite en el desván, pasando por debajo de las mantas que cubren los muebles y figuras religiosas, tratando de protegerlas en vano del polvo y ahuyentar a la carcoma.
Las motas de polvo que brillan iluminadas por la luz que se cuela entre las rendijas de la persiana de madera.
El pánico a las voces en las escaleras, en los armarios. Los clavos malparados en las vigas de madera.
La tinta olvidada y reseca de todas las cartas que pueblan el cajón hasta hacerlo rebosar.
Los pasos que suben por la escalera y se dirigen hacia nosotros. El castigo que no llegará si nos escondemos lo suficientemente bien...Si logramos hacerles creer que estamos en cualquier otro lugar de la casa y nunca robamos la llave que da acceso a esta planta.
Si ahogamos la respiración y no movemos ni un músculo. Si el gato que sigue a esos pasos elige no delatarnos con un saludo no verbal en nuestra dirección, haciendo gala de cierta complicidad felina.
Si conseguimos escapar a las consecuencias de nuestros actos, la puerta se cerrará con parsimonia mientras los pasos retroceden.
Entonces podremos permanecer encerrados aquí, cobijados por la semi-penumbra y el polvo acumulado a finas capas durante años, repitiendo nuestros juegos sin un orden aparente.
Olvidando siempre el primero y apreciando cada vez el fantasma de la novedad en el último, como si a fuerza de fingir ignorancia pudiéramos escapar del poder de ese bucle en el que, de algún modo, nuestros juegos han de permanecer para siempre inmersos.

No hay comentarios: