jueves, 3 de mayo de 2012

Ocurre a veces




Untitled


Despierto una primera vez y veo amanecer, el sol brilla con fuerza y llego a hacerlo todo, pedaleando a toda velocidad.
Luego de vuelta a casa, herida despues del médico, toca dormir.

Despierto de nuevo y ahora ya no encuentro el sol ni la energía; no llueve aun.
De repende rompe a llover, no tengo ganas de hacer nada.
Debería trabajar, ordenar la casa, pintar quizá.

Pero en vez de eso abro la ventana y miro la lluvia caer. El gato la mira conmigo.
Podemos ver los tejados cambiando de color, los pájaros refugiándose. A la vecina destendiendo la ropa.
El perro de la vecina nos mira.

Supongo que en un rato me obligaré a pintar. Mientras tanto, nada.

No hay comentarios: