viernes, 4 de mayo de 2012

Cicatrizar en papel


(...)

Sería como hablar de mis manos, tus manos tan blancas y las de los otros,
como hablar de soñar con alas.
Demasiado abstracto e ineficaz.

El ansia ha tenido que volver por si misma para que la pueda observar, intentando agarrarla, enjaularla, estudiarla sin éxito.

Escribir es como sangrar, impensable que surja espontáneamente,
imposible detener el torrente, una vez que empieza se derrama a borbotones.

Tantos litros; un mar de tinta, una inundación, libros enteros, escribir hasta tener callos en las manos.
Algo ha de romperse por donde sale este flujo que arrasa con todo hasta cicatrizar en papel.
Surge de un ansia que casi agrede, como el sexo cuando pasa de no existir a ser omnipresente.

Un sinsentido,  algo casi imposible de hacer sin pasión.
Escribir sin sentir esto sería igual que dormir sin sueño,
Cantar sin alegría
Llorar sin angustia
O follar sin ganas.

No hay comentarios: