martes, 21 de marzo de 2017

Una vez bailé con el King Mob y casi no lo cuento.






El ojo de la serpiente
en mi cara
resultó ser un tiro en la sien 
por el lado del ojo ciego.

Ahora me pregunto si me sirve de algo,
ese 50% extra de visión:
si es curable el daltonismo
si no será que la gente lo nota
como lo noto yo.

Se enamora el ciervo
del cazador
del rifle
de las balas
de los perros
o de su propia muerte
cuando queda congelado
y ese instante fugaz
termina con su vida
para siempre.

Es el miedo 
es fascinación
qué sentirá un ciervo.

*
*
*
*
*
*

Todavía humea la herida
y sin embargo
mas que lástima
da risa.


Yo arriesgué mas que tu
Yo perdí mas que tu
Yo gané mas que tu.

Una vida entera.
Una vida nueva.
Toda mía.

Qué suerte, 
que no es un concurso,
la vida.

domingo, 19 de marzo de 2017

No.


¿Ahora me toca llorar?






























Lloro por esta sangre, que es mía
que nunca fué mía
que es de todas

Que fui derramando por doquier 
como si no valiera nada.

Que no es azul
no desaparecerá
a la media hora
no es artículo de broma
mi sangre.

No será la santa sangre.

Y yo la detestaba
  sentía que no servía para nada
que la sangre debe servir para lo que nos decían
las santas
Y No.

Que no veía y
en afán de invisibilidad
en delirio de ceguera
me sentía invisible.

Ahora, toda la ciudad llena
 de restos de manchas que otras borran
reguero ridículo de letras escarlata
que forman mi nombre
que llevan a mi casa.

Ofrenda, donación, ramo de flores
 a un ave de rapiña
cuando por fin salgo
de la caja
y hay mucha gente ahí.



La foto la hice en una performance de Glu Wur 

viernes, 5 de agosto de 2016

Un poco de muerte




:

Se les puede reconocer por su manera de caminar, un poco peculiar.
No son esencialmente diferentes. 
Son como todos, con algo especial.
Un poco de actitud, un residuo de sueño blanco en sus párpados.
Unos centímetros por encima del suelo, desafiando la nada minuto tras minuto.


Cientos de arañas en el suelo de otro sueño,
arañas-relojes-neurolépticos que detectan la concentración en sangre 
te morderán si lo escoges o permites
si el porcentaje baja demasiado. 
Te morderán si no detectan las señales. Su trato es siempre el mas justo.
Un poco de tu horror y toda la pasión a cambio de esa suave bruma blanca
con la que comercian; su producto estrella. 

La muerte ya no se considera el fin, 
no se considera una tragedia.
Es como todo.
Tiene su porcentaje deseable.
Es como la tristeza, la grasa, el alcohol.

Sólo un poco de muerte, cierto deje indiferente. cierta falta de rubor.
Cierto mirar a través de las personas y las cosas, 
como quien lleva un rato deseando marcharse pero se ha entretenido.
se le está aguando la bebida y ya no sabe qué pinta en ese lugar o en otros.

Hay que tener cuidado; lo importante son los pies.
Los fantasmas no tienen pies. 
Es algo que todo el mundo sabe.
Para no llevar a equívocos, lo ideal es dejarlo en un término medio, 
hablar del tema con las arañas
hacerse con la minima dosis necesaria
el objetivo es flotar unos centímetros por encima del suelo.
Si te alejas demasiado, puede que te arrastre una corriente de aire, como a un globo de helio
y acabes donde van a parar todos los que se pierden; un lugar que nadie ha visto nunca.

Si te alejas sólo un poco mas de lo debido, 
las arañas no podrán hacer su trabajo.
Sin redosificar, la sangre volvería rápidamente a su estado normal.
La densidad de vuelta en su sitio a falta de un buen mordisco a tiempo.
Si de repente chocaras con el suelo y todos tus monstruos te estuvieran esperando, 
ten en cuenta que esa bruma los atrae al disiparse.
no digas que nadie te lo advirtió. No eches la culpa a los insectos.
No habrá ninguno para salvarte si algo grande y oscuro se acerca y trata de hundir las fauces.


En el silencio de la noche, quien ha cometido el error de perturbar su sueño las puede escuchar, si se acerca lo suficiente al suelo, repetir en tono grave:
"Cada uno maneja su pulsión de muerte como puede; no es nuestra tarea juzgar."
"Corre y compra un poco de muerte. Sólo un poco de muerte."

Murmuran con esa voz metálica que pocos han oído. Cadencia ritual, 
una y otra vez, encadenando las frases como oración, 
se remueven y saltan inquietas, entretejidas y completas como una manta negra,
metálica, suave, llena de miembros danzantes.
Esta es su canción, su comunión con el grupo, 
retorciéndose y saltando al unísono hasta que rompe el día.

viernes, 22 de abril de 2016

Engranajes




Pensar
a las personas
como puzles, pero
 puzles de carne y piel.

Diminuto el crujido 
entre las articulaciones,
susurran las pieza al caer.
De noche, tus vértebras
se ajustan en su velocidad.

Sombra de aprendida, inocente coraza;
la sangre fluye entre las grietas.
Viscoso caudal secreto.

Mientras duermes, dos manos tibias
se pierden dentro de tu pecho.

martes, 11 de agosto de 2015

El círculo aúlla












































Como un árbol cuyas raíces se han secado
y parece vivo, 
mas no por mucho tiempo,
extendemos los hilos 
buscando ir mas allá.

El pincel seco se afana,
acaricia y araña la hoja
negando lo inútil del esfuerzo
en esta tierra estéril.

Al pedir ayuda a las otras
grandes, medianas, pequeñas
hacemos un círculo con las manos
llamando a una diosa olvidada.

La repentina vuelta al mundo
de los mortales,
las peticiones,
la adoración.

La hace acudir al círculo
y, entre nosotras,
después de tanto tiempo,
al fin llora.

lunes, 15 de junio de 2015

La angustia es blanca.



Esto es un aviso;
estoy corriendo.

 
Velocidad máxima de huida,
el demonio del autodesprecio
me lleva siguiendo
desde hace unos días,
agazapado detrás
de algún saliente de la calle
o apoyado en un portal.


Sé que sueno loco,
que nadie más puede verlo,
pero está a metros de mí
y lo sé porque el soy yo.


La no existencia parece un sueño
de evasión en delirio blanco.
Tras de ti, cada vez,
pierdo días, semanas y años.
No llegar a nada es la norma,
pero siempre es divertido,
cazar algo que escapa.


Es mejor perseguir a que me persigan,
que me persigan es angustioso,
porque siempre, siempre escapo.


Es lo imprevisible el cebo,
el rechazo da carisma
 al total de la ecuación.
Contigo jugamos así;
el juego siempre
será mejor sin ti.


Ya no sé, no sé escribir.
¿El surrealismo? Mentira.
¿Los besos? Mentira.
Los nombres mentira.
El género mentira, mentira, mentira.


Tu estabas aquí y yo no.
Llegando me perdí
y toqué un timbre
que no era el tuyo.
Cuatro pisos de escaleras
 y en la casa
 me recibieron con gozo,
 alharacas,
 bebidas frías.


Pregunté por ti,
pero no te conocían
y rendido me quedé
entre esa gente
para siempre.

lunes, 30 de marzo de 2015







Mi habitación huele a desinfectante
y el futuro nos persigue, desbocado.
El ruido de los coches es ensordecedor.

Al mirar por la ventana, suele ser
ya indefectiblemente de noche,
pero los pasos no cesan,
en esta casa nadie descansa.
El timbre suena de noche,
mientras los gatos bailan.

Nuestras caras son muy blancas,
algo grises en los días impares.

Dormir es un lujo para los otros,
dormir, dicen, pero el dormir,
fué robado por delirios
 de diez sustancias secretas.



martes, 17 de marzo de 2015

Diosa



Te adoraré
como a una antigua estatua de alabastro.

Tus pasos serán eco  de otro tiempo
mis pasos serán guiados por tu voz.

Tus palabras resonarán en mis oídos
como ecos de plata.

Mis palabras brotarán incansables 
hasta agotar todo rastro de voz.

Cuando duerma asaltarán la fortaleza;
tratarán de quemarte sin éxito mil veces.

Prometo que nadie osará jamas
profanar tu templo de sangre.

domingo, 8 de marzo de 2015

Lo que te asusta es el reflejo

























Lo que te asusta es el reflejo.

Fogonazos de imágenes,

escenas pasadas protagonizadas

por otrOs que no son yo,

ni son como yo.

Intentando reubicarme,

tratando de hacerme objeto sin éxito;

mas no me importa, porque sé que no funcionará.

Este cuerpo les devuelve todo lo que recibe.




De repente me miras

y me ves,

o te ves.




Siendo perseguida por la calle

a los ocho años

por un viejo.

Intento de violación en un parking de madrugada

a los diecinueve.

Ese tipo borracho

que se coló tras de mi

en el portal

hace un par de meses.

El viejo que se frotó

contra mi pierna

en el metro de Madrid

a los diecisiete.

Y podría seguir,

pero no lo haré.




Agresiones, eso son agresiones,

Lo que tú cometes no

Llámame princesa sólo una vez mas.

Ya no me afecta, pues en el fondo

sabes que siempre

seré mas macho que tu.




Quisiera ver tu reacción,

tu navegar por la vida,

si día a día trataran de encerrarte

en una caja en la que no cabes.

Los huesos crujiendo y los tendones saltando.

Decenas de personas opinando sobre tus opciones día a día.

Tu devenir objeto.

Tus heridas.

Tus silencios.

Tu reacción a mis palabras.

Mi rabia transformándose en risa.




Mi burla de ti.




Mis no-ganas de agradar.




Mi no-mas-miedo-nunca-mas.

miércoles, 29 de octubre de 2014

La biblia del artista pobre / Ay del pobre artista


Hola, mi ordenador se ha roto. Soy pobre y no tengo otro.

Me hace muy feliz compartir todo lo que hago por amor al arte y si soy sincera nunca había tomado partido en la eterna (y actualmente muy vigente) disputa acerca de la posición de quienes generamos contenidos gratuitamente en internet.
El caso es, para acortar esta especie de biblia del artista pobre, que mi ordenador pasó a mejor vida hace unos días.
No tengo otro, ni tampoco medios para conseguirlo. Ya no puedo editar fotos.
No se puede arreglar, pues tiene cinco años y múltiples achaques aparte del presente y definitivo.


Cada euro donado (menos las retenciones de Paypal) me sitúa un euro mas cerca de tener un ordenador nuevo. Un ordenador nuevo significa editar mas rápido = mas fotos en menos tiempo.
Mi actual política de producir fotos a diario enriqueciendo gratuitamente bancos de imágenes de agencias alrededor del mundo me hacía relativamente feliz, pese a la precariedad. Ahora no puedo editar fotos.
Así que no me siento feliz.

Si alguien quiere, se puede negociar una sesión con temática propuesta o similares, previa donación.


Si decides donar algo por la causa, si te apetece déjame un mensaje o dato de contacto para que pueda darte las gracias como mínimo. Dicho esto, allá va el botón:





Muchas gracias y un besito de la chica muerta.

Animo, amiga: ¡La que  flota no se hunde!




sábado, 18 de octubre de 2014

viernes, 17 de octubre de 2014

miércoles, 8 de octubre de 2014